viernes, 1 de junio de 2007

PARANOIA retrovisora

El pasado me persigue. Rosario, Argentina, abril de 2007.

5 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

¿No será que tú lo persigues? jaja...

Qué gracia con tus fotos. Bueno.

Saludos chico.

Osselin dijo...

Simplmente genial.

Tengo un poema dedicado a la noche y aun Ford Coupé. Te lo dejo aquí de regalo:
BRISA AL VOLANTE

Viento de la noche
me das escalofríos
por la ventanilla
del viejo Ford Coupé
Ya pasaron las horas
del éxtasis danzante
del alcohol en la sangre
del fogonazo confuso
con un ser desconocido
Vuelve la calma
cincuenta millas por hora
cuatro ventanillas abiertas
a la brisa ya algo fresca
Pink Floyd me canta
melancolías irreales
de una noche más
una puta noche más
del rosario de noches
quemadas sin sentido.

Poema de Osselin.

Nekane dijo...

Sí, a veces, nos adelanta cerrandonos el paso.
Y también nosotros le perseguimos a él, y le cedemos el paso, y le dejamos vía libre y se estaciona en el lugar que deberiamos ocupar nosotros.
Racing pasado y presente.

Quizá si miras por el retrovisor, también puedas verme ;)
Te mando mis besos

Sirena dijo...

A veces el pasado nos persigue y nos pisa los talones. Quizá nos quiera decir algo al oído. Inténta pisar a fondo el acelerador y esquívale. O sino, haz maniobra y adelántale tú. ;) Un beso grande, compañero!!

angeldreams dijo...

Qué pesado es el pasado,
me pasa que piso
como una pose pasada.



Pdta:Divino post Marqui.
Te mando un abrazo enorme.